No somos unos ilusos.

 

Autorizo la reproducción libre y gratuita de este artículo por cualquier medio

japerezduval@gmail.com

http://www.diarioonline.tk/

Los medios capitalistas nos quieren hacer creer que las distintas revueltas que se están produciendo en los países árabes corresponden a la actividad de jóvenes rebeldes de esos países.

Los políticos capitalistas una vez más nos engañan a sabiendas, ellos no se creen su propia propaganda.

Por el hecho de sacar a sus agentes una y otra vez en los medios, eso no significa que dichos agentes tengan en realidad un arrastre político entre las masas árabes, estas se están rebelando por pura hambre, los alimentos han duplicado sus precios en pocos meses por culpa de la especulación en la bolsa.

Supongo que confían en la financiación que piensan dar a los minúsculos partidos capitalistas, para controlar sus protectorados árabes en el futuro.

Pero no tienen en cuenta las líneas de fidelidad de los árabes.

En primer lugar un árabe es fiel a su familia, a su clan y a su tribu.

En segundo lugar son fieles a la secta religiosa a la que pertenecen.

En tercer lugar un árabe es fiel a quien le da de comer.

En cuarto lugar a quien se muestra fuerte y peligroso.

Y sólo en quinto lugar al partido a que pertenecen, y hay que tener en cuenta que la inmensa mayoría no pertenecen a ninguno ni siquiera como simpatizante.

La propaganda que se da en los medios de comunicación capitalistas no tiene en el mundo árabe ninguna influencia.

Por lo tanto, la esperanza de una revolución democrática en el mundo árabe es ilusoria y los políticos capitalistas no van a permitirla, no son unos ilusos.

Si los países capitalistas se lanzan a ocupar militar Libia, bajo la excusa de que hay que proteger a los rebeldes libios, se encontraran en poco tiempo desbordados por la situación y lo saben, no son unos ilusos.

Si no lo hacen, puede suceder que el Gadafi muera de viejo en el poder y eso no lo pueden consentir, se juegan demasiado en ello.

Por tanto van a establecer un protectorado en Libia, actuaran mediante fuerzas aéreas, navales y fuerzas especiales terrestres que organizaran al Ejército Nacional Libio, organización ya existente formada por mercenarios de la CIA, a los que en EEUU llaman contratistas civiles.

Es una forma de engañar a la opinión pública diciendo que no participan fuerzas terrestres de EEUU.

El Reino Unido usará el SAS que ya combatió en esas tierras en la II Guerra Mundial, recién retirado de Irak para esta operación.

Los franceses usaran a los paracaidistas de la Legión Extranjera, los mismos que matan en tantos lugares de África.

Y todos los gastos serán pagados con el dinero de Libia recientemente confiscado.

Una operación que no sólo les proporcionará ríos de petróleo, sino que encima no les costará un céntimo.

Es más, al consumir una gran cantidad de material bélico, les está proporcionando a las empresas del armamento un buen negocio.

Como en el mundo hay una gran cantidad de dictadores asesinos que se dedican a matar a sus pueblos, los ciudadanos democráticos del mundo esperaran que intervengan también en todos esos países.

Pero eso no sucederá, no son unos ilusos, los capitalistas saben donde está el negocio.

En caso de que no intervengan, quedará claro una vez más que hay dictadores buenos y dictadores malos, según que sirvan al SISTEMA y a la CASTA PARASITARIA, o se sirvan a si mismos.

Pero eso ya lo sabíamos, no somos unos ilusos.

El Gadafi morirá y con él muchos de los suyos, pero es posible que el pueblo árabe decida que ha llegado la hora de morir de pie en vez de vivir de rodillas.

Entonces los capitalistas tendrán entre manos una guerra mundial que durará muchos, muchos años y les dará pingues beneficios.

Algunos vemos esa posibilidad, pero es que nosotros sabemos que no vamos a ver ni un céntimo de este negocio, no somos unos ilusos.

En cambio sufriremos lo indecible si sus cálculos fallan y los árabes prefieren la guerra a la esclavitud.

A %d blogueros les gusta esto: