La gran cacerolada por la Libertad.

Autorizo la reproducción libre y gratuita de este artículo por cualquier medio

japerezduval@gmail.com

http://www.diarioonline.tk/

 

Creo firmemente que Zapatero está perjudicando al pueblo español, que debería dimitir sin más. Su tiempo ya ha pasado.

El problema es que no lo hará, quiere acabar la legislatura.

Debería dejar paso a un nuevo presidente. En este caso creo que debería ser presidenta.

Las mujeres también tienen derecho a mandar y nunca mejor ocasión.

He dicho ya varias veces que la vicepresidenta Salgado es de lo mejor que ha tenido España en el ministerio de economía, yo la pondría a ella.

Pero no es eso lo que quieren nuestros AMOS y si no me equivoco la elegida para el 2012 será la ministra Chacón, no Rubalcaba.

Es igual no importa a quien deje zapatero el poder, sólo estaría al frente del gobierno un año, en ese tiempo es posible que la economía vaya mejor y que incluso el PSOE pueda mejorar su posición para el futuro.

El presente ya lo tiene perdido y por mucho.

Es posible que a una candidata a la presidencia, las mujeres le dieran su apoyo masivo y ganara, aunque no lo creo

No creo que las mujeres se unan en apoyo de una de las suyas, si fuera así mandarían en España desde hace mucho, ya que tienen mayoría.

Y que no me digan que son los hombres los que se oponen, no es cierto, las mujeres no se ponen de acuerdo ni en la moda, por eso los grandes modistos son hombres.

Estaba dando vueltas a como conseguir que Zapatero dimita cuando empezaron las revueltas árabes.

Digo revueltas y no revolución porque creo que todo el asunto es una comedia con actores bien pagados.

Eso no impide que el pueblo pueda creerse que la comedia es real y termine convirtiéndose en un drama.

El poder no cambia de manos sin ríos de sangre.

Recordar algunas revoluciones verdaderas, la revolución americana, la revolución francesa, la revolución rusa, la revolución china y la más emblemática, la revolución de Espartaco que sembró de cruces toda Italia, en las cruces estaban los esclavos vencidos no los amos.

Así que para tirar a Zapatero no era cuestión de hacer una revolución, imposible en España.

Tampoco sirven las revueltas, en España aun no hay hambre suficiente para que se den revueltas equivalentes a las árabes.

Las manifestaciones no sirven tampoco, la comodidad sobre todo.

Entonces que, que hacer para que Zapatero escuche el clamor del pueblo.

Entonces se me ocurrió que lo ideal seria una cacerolada gigantesca.

Millones de españoles haciendo sonar sus cacerolas desde sus mismas casas, cómodamente, después de cenar.

Incluso era posible estar atento al partido de fútbol de la TV y seguir dando que te pego a la cacerola.

Yo he hecho ya la prueba, funciona, es cómodo y desde luego llamas la atención de los vecinos.

El problema es llegar a todos los españoles, yo he empezado a propagar la idea por Internet.

Puede que la gente que está harta de Zapatero se una a la GRAN CACEROLADA POR LA LIBERTAD, puede que no.

Pero yo al menos me desahogo un rato cada noche, después duermo como no lo hacia en muchos años y pienso que he hecho lo que he podido para remediar los males que nos aquejan.

Para mí eso es mejor que no hacer nada.

YO HAGO ALGO, ¿TU QUE HACES?

A %d blogueros les gusta esto: